lunes, 11 de mayo de 2015

Joe Abercrombie.

Ya lo recalco en el vídeo: "Es mi ojito derecho", y quería hacer una buena entrada sobre él. Quería hacer una buena presentación para el vídeo de Joe Abercrobie.
Y tenía algo escrito. Hablaba de sus cualidades como narrador: el punto de vista de sus personajes, la dureza de su prosa, la verosimilitud de sus tramas... y sus personajes. Oh sí, sus personajes. Esos de los que aseguro que son "de los mejores de la literatura fantástica contemporánea".
Pues me reitero en lo dicho, junto a Tyrion Lannister, personajes como Glokta y Logen hacen que este tipo de literatura alcance cuotas superlativas.
Pues en eso estaba yo, escribiendo esta introducción, cuando el maldito +cristian cuesta  me manda un texto sobre Abercrombie. Le había pedido una introducción para presentar el vídeo. Y va y me escribe esta joya sobre uno de nuestros autores favoritos. Maldito bastardo. Para qué voy a seguir escribiendo yo si él lo ha presentado mucho mejor. No me voy a repetir. Pues eso. Aquí os dejo el vídeo:
Y aquí la joya de Crisitian:

De cómo la fantasía un día se vistió más realista y otras cosas.
Septiembre de 2002. Bath. Inglaterra.

—No. ¡Otra vez no! —se lamentaba entre dientes.  Acababa de leer un libro de fantasía. Solo los leía cuando era pequeño, antes le gustaban, pero a medida que uno se va haciendo más adulto,  uno busca otros aspectos… más reales de la vida. En este libro volvía a ganar el bien sobre el eterno mal. El héroe sobre el villano. Pensaba que de seguir así la fantasía épica se estancaría. El género no avanzaba nada, no producía ninguna novedad, eso es obvio. A veces, sentía como la fantasía se alejaba de él. De sus pensamientos. De sus inquietudes. No puede ser. Otra vez no. Una y otra vez, se repetía frustrado el escritor. Esto tiene que cambiar o jamás la fantasía saldría del pozo sin fondo. Tiene que cambiar.

Pero mi personaje, Logen, no consigo lo que pretendo de él. Cuando en mis escritos, siempre Logen termina siendo un personaje pomposo. Y vuelvo a caer… en la trampa. En la misma trampa de siempre, como el resto de la fantasía.

Se sirvió otra copa de whiskey, un maltes de 18 años. Encendió el pc y se puso a jugar al Civilization y cuando se hartó, cambio de juego, Street Fighter II le devolvería algo de adrenalina. Otro trago. Y después otro y, otro más.

Su esposa entró con los niños horas después.

—¿Cómo va nuestro genio con su pierna?

—Me duele mucho Lou. No sé cómo alguien puede vivir con tanto dolor, cada vez que me muevo me duele hasta el cuello, es como un pinchazo que me recorre por dentro y me pregunto cada vez que me muevo ¿Por qué lo hago? ¿Por qué? —Entonces le vino una idea. Sí, podría de eso crear a un personaje que reflejara lo que él mismo sentía. Pero, enseguida la descartó ¿Por qué demonios habría de querer alguien hacer algo así? Podría… dejarlo hoy mismo. Podría volver a casa con mi madre. Y luego, ¿qué? ¿Qué?

—¿Has pensado ya en los personajes de tu obra? —Lou lo preguntaba, porque veía crecer la desesperación en su marido y, sabía que, preguntado algo más sencillo, le devolvería su seguridad.

—Tengo una idea. Verás. Me he propuesto que cambiaré todo lo que no me gusta en los libros de fantasía, quiero que lo nuevo sea visceral, que el lector se implique, que incómodamente este cerca de la acción…quiero ponerle en la piel de los personajes. Quiero dar un enfoque de violencia, de sexo, de tortura, a toda la obra.

—Bien, pero no me has contestado a la pregunta…

—Lou todo en nuestras vidas están regidas por las leyes y si debo cambiar las leyes, debo hacerlo desde… “The First Law”.

—¿Y cuál es esa ley? —Preguntó la mayor de sus hijas, con la sonrisa de saber que su padre entendería su juego. Nuestro escritor levantó los brazos y abrió la boca mostrando su dentada, tal y como lo haría el mismísimo Drácula.

—¡Prohibido comer… la car-ne hu-ma-na! —El propio Bram Stoker hubiese quedado asombrado por la imitación de su personaje. Las niñas salieron corriendo tras el juego de su padre y, muy convencidas de la primera ley.

—¿Y con Logen, qué piensas hacer?

—Será el héroe, el eje central de mi obra. Pero no sé, será algo, algo más… —pero no encontraba la palabra adecuada y Lou se le adelantó.
—Más… “sanguinario”, más sucio.

Sí, eso es. Lou lo había entendido. Hay que ser realistas, sucio era la palabra adecuada.

Pasaron los días, los meses, los años y nuestro escritor ya tenía escrito el primer volumen y el 4 mayo de 2006 dio a luz a “The Blade Itself” (La voz de las espadas) donde aparecía las desventuras de su actor principal Logen Nuevededos, seguido por una comitiva de personajes, tal y como había dicho Lou: sucios; como el torturador de la inquisición Sand dan Glokta y el Capitán Jezal dan Luthar, la salvaje sureña Ferro Maljinn, el Mayor Collem West y el norteño conocido como el Sabueso, que lo acompañarían en los dos siguientes volúmenes “Before They Are Hanged” (Antes de que los cuelguen) y “Last Argument of Kings” (El último argumento de los Reyes), en sendos años consecutivos (2007 y 2008). Así dio por culminada su primera trilogía. “La Primera Ley” es un éxito mundial, de hecho es traducida a 13 idiomas. Pero nuestro escritor no se detiene ahí. Continúa escribiendo y ambientando el Círculo del Mundo de “La Primera Ley”. Esta vez escribe; la venganza de una mujer, “Monza” Murcatto. Best Served Cold (La mejor venganza, 2009) incluyendo varios personajes nuevos y algunos secundarios de la trilogía que adquieren un papel principal (esto mismo sucederá en las siguientes obras). The Heroes (Los Héroes, 2011) y en Red Country (Tierras Rojas, 2012). Pero no se detiene, anuncia años antes que publicará una nueva trilogía, esta vez fuera de “La Primera Ley” y para un público más juvenil que se llamará… Half a King (Medio Rey, 2014), Half the World (¿Medio Mundo?, 2015) y Half a War (¿Media Guerra?, 2015) cumpliendo así con su pronóstico terminó su segunda trilogía. Pero había algo más…
2015. Bath. Inglaterra.
Los fans hoy en día son muy poderosos se decía el escritor, tanto que le decían que él mismo escribía “grimdark”, eso no le importaba mucho, aunque todo hay que decirlo: el mismo no se considera así y de manera irónica se creó su cuenta bajo el pseudónimo de “Lord grimdark”. Todos los días llegaban a su casa de Bath, correos y cartas pidiéndole que continúe con una nueva trilogía sobre “La Primera Ley”. Lou le leía los mensajes en voz alta: «Por favor quiero saber el final entre Bayaz y Khalul, ¿Podrías hacer la guerra sobre estos dos, una final y destructiva?». Otro dice: «Me gustaría conocer los pasados de Glokta o de Logen ¿Podrías hacer las precuelas de estos, en una nueva trilogía».

—¡Diablos! ¡No, no, y mil veces no! ¡Bayaz y Khalul por Euz! “La Primera Ley” se abre con los personajes a mediana edad y, se cierra con los personajes a mediana edad ¿Es que no se dan cuenta Lou? Y sobre lo segundo… Ya he escrito los relatos de las precuelas… se sabe el pasado de Glokta, de Logen y de otros personajes. Estoy en contra, me niego a escribir nada más sobre el pasado. El lector debe imaginar también.

En un principio, como se había prometido, había conseguido romper con algunos de los clichés de la fantasía. Pero todavía quedaban muchos por romper y le vino una de las frases de su amigo al que le quedaban suficientes cuchillos «Bien saben los muertos que he cometido muchos errores»… pero esta vez no. No, la nueva trilogía sería con personajes nuevos. Y entonces le vino una idea. Sí, eso rompería con todo. Y feliz, se sirvió una copa de whiskey. Lou vio cómo su marido en un alarde por ponerse a trabajar, encendía de nuevo su pc y escribía en grande y a modo de título, tres palabras mágicas: “The Second Law”.

En… Joe Abercrombie España
https://www.facebook.com/groups/557203934312685/